--

viernes, 9 de marzo de 2012

MODALIDADES MODERNAS


Por: Pedro Gerardo Tabares C.

Desde hace medio siglo hemos evolucionado tanto que las máquinas cumplen misiones casi incomprensibles, ya saliendo de la esfera terrestre a otros cuerpos celestes o también cumpliendo el automatismo que permite que equipos sofisticados recorran  el cuerpo humano para dar satisfacción a la salud.
A nadie escapa que esto se debe a la evolución del transistor. En el campo intermedio, surgió la presencia universal a través de los sistemas que como todos los grandes inventos  buscan beneficios que en oportunidades son inconmensurables. Surgió el Internet respecto del cual no es fácil medir su alcance e en el orden económico, cultural, social y en este último con la modificación total, de las costumbres, puesto que ya casi alcanza a la generación que toma decisiones con base en la cultura de tan importante avance en el beneficio virtual.
Han surgido las consecuencias que traen los grandes inventos que generalmente causan daño, pues el apoyo a la investigación se da con largueza sobre armas, y no se piensa en efectos secundarios cuando el resultado se pone en funcionamiento. Nos referimos a lo que se ha denominado como un vocablo no propiamente de origen castizo como la totalidad de los que señalan la técnica, que se denomina “hakers” que en sentido común equivale a quien tiene conocimientos avanzados en sistemas y está por encima de los programadores que se conocen, y por ello no tienen dificultad en penetrar a las máquinas que se consideran más protegidas para divulgar los archivos, en una vulneración que alcanza a efectos de mayor trascendencia que  los archivos en papel.
Podemos dividir los ataques a las páginas de información, a los correos electrónicos, a las páginas web en tres grandes partes: la primera, los datos personales, los datos oficiales tan codiciados por los hakers que tienen consecuencias en los Estados, ya porque los divulguen o porque se hayan erigido en plenas pruebas que facilitan la actividad estatal que cuando se incluyen equivocadamente por servidores afectan gravemente a los ciudadanos como ocurre con impuestos y pensiones. En Colonbia se refleja esa influencia. Hoy toda empresa que se respete, no puede concebirse sin su presencia en el hiberespacio así como  tampoco es extraño que podamos comprar desde un alfiler hasta la máquina más sofisticada a través de la red, con las consecuencias que pueda tener el manejo de la misma. No hay forma que  lleve a señalar que la actividad en las redes pueda cambiarse,, así como tampoco que ya existan protecciones individuales que impidan la penetración a los archivos. Esa penetración se reflejaba en las conductas tendientes  a cumplir actuaciones que  causan perjuicios y violaciones al derecho de propiedad. Se cambian nombres para cumplir importaciones ilícitas, se cambian y modifican nombres en bases de datos estatales  para desconocer los derechos de los ciudadanos o también con solo efectos de divulgación bajo nomenclaturas anónimas;  se sustraen dineros por medios electrónicos a empresas que manejan las finanzas.

No hay un planteamiento en este campo, sino el estupor que causa y que los perjuicios individuales se tornan en colectivos con una dimensión incalculable e incomprensible. 
--

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...