--

jueves, 19 de marzo de 2009

Charalá en la Música

Pedro Nel Martínez (grafica)
El conocimiento musical tiene fundamentos en la confluencia de los ríosTáquiza y Pienta de nativos y unos pocos españoles de la expedición de Martín Galeano. No es difícil intuir que la influencia musical proviene directamente de España con enseñanzas a las gentes que habitaban el lugar y por eso fue recibiendo aprecio entre ellos, especialmente el tiple la bandola y algunos pocos requintos dispersos en las veredas que alegraban veladas en casas amplias que tenían corredores cubiertos por maderas cortadas en las cercanías de ellas.



Las labores agrícolas que fueron la fuente de la economía permitían pasar las veladas con las interpretaciones de piezas musicales que se repetían indefinidamente con la satisfacción y algazara de quienes participaban en las divertidas reuniones de baile acompañado con el consumo de bebidas espirituosas, en donde la expresión femenina tomaba importancia y la valentía y el trabajo recibía reconocimiento. Por ello hacer síntesis de los artistas es imposible ya que el pasado los sumió en el olvido. Solamente quedó una visión de acceder a conocimiento musical especialmente con corrientes artísticas que fueron invadiendo la comarca y fue así como allá en el recuerdo las gentes tenían la participación de las hermanitas Olarte y su conjunto con relevancia porque se decía que habían participado en veladas con artistas argentinos a donde tuvieron invitación.

Luego deviene la importancia de los cobres y por ello la creación de Banda Municipal que fue constituyendo una escuela de notas para interpretar obras de músicos del siglo XIX y XX que en partituras repartía un director para celebrar fiestas y con cuyo fin los vecinos reunían dineros para pagarles algo a los intérpretes. Mas tarde, surgieron jóvenes con vena musical que con la esperanza de ser directores de banda acudieron a la capital de la República para recibir clases de música con brillante desempeño. Sin embargo todo permanece en el ambiente regional hasta tanto surgió una figura de la interpretación del tiple en principio regional y luego internacional con el nombre de Pedro Nel Martínez Poveda. A partir de ese momento surgieron conjuntos musicales duetos orquestas y ya con ancestro charaleño, compositores.

Acaso no sea este espacio el que permita señalar los numerosos artistas en el campo musical pero sí decir que con y sin pentagrama el arte charaleño traspasa las fronteras de Colombia. Volver a Inicio >

--

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...